Los agujeros negros

Muchos de los misterios alrededor de un agujero negro siguen siendo una incógnita a día de hoy. A medida que avanzan las investigaciones, también lo hacen los nuevos interrogantes respecto a este fenómeno.

Incógnitas por resolver

Los interrogantes que despierta el descubrimiento de un nuevo agujero negro son muy variados. Muchos han sido ya respondidos por la ciencia, pero otros muchos siguen siendo auténticos misterios. Según la explicación que ofrece la propia NASA, un agujero negro es un lugar en el espacio donde la gravedad ejerce una fuerza tan grande que ni siquiera la luz es capaz de proyectarse hacia fuera. Esta fuerza se explica en la transformación de la materia, que se condensa en un espacio muy pequeño. Entre las causas que pueden originar un agujero negro se encuentra la desaparición de una estrella. En contra de la creencia popular, los agujeros negros son invisibles. Teniendo en cuenta que la luz no puede proyectarse, el agujero negro no es visible al ojo humano. Se detectan gracias a telescopios espaciales equipados con una tecnología específica para rastrearlos. Gracias a estos instrumentos, es posible ver cómo las estrellas muy cercanas a un agujero negro actúan de forma diferente al resto.

Tamaño atómico

También contraviniendo las leyendas urbanas, las dimensiones de un agujero negro pueden ser muy reducidas. De hecho, los expertos creen que los agujeros negros más diminutos tienen el tamaño de un átomo. A pesar de ser tan pequeños, pueden contener toda la materia que presenta una gran montaña. Los agujeros negros “estelares” pueden contener en su interior una masa que multiplique hasta por veinte la del sol. En la Vía Láctea, la galaxia en la que se encuentra la Tierra, existen varios agujeros negros de este tipo. Los más grandes se denominan “supermasivos”. Su masa puede superar la de un millón de soles. Existen pruebas de que cada galaxia grande contiene un agujero negro supermasivo en su centro. El de la Vía Láctea se llama Sagittarius A y su masa es igual a la de unos cuatro millones de soles.

Foto: Andre Montaud – FotoliaSimilar Posts: