Nanotecnología, la ciencia del futuro

la nanotecnologia es uno de los campos de la ciencia con mayor desarrollo en la actualidadMuchos científicos consideran que la nanotecnología producirá una revolución en la misma medida en la que lo hizo internet hace algunos años y es considerada, de forma indudable, la ciencia del futuro.

¿Qué es?

La nanotecnología estudia la manipulación de la materia a escala nanométrica, o lo que es lo mismo, átomo a átomo. Cualquier material que se conoce está compuesto por millones de átomos que, al interrelacionarse, proporcionan unas cualidades determinadas a ese material. Aún así, individualmente, estos átomos tienen una propiedades diferentes a las de dicho material, por lo que, tras su manipulación y su combinación de una determinada manera, pueden llegar a formar materiales diferentes a los que se conocen hasta ahora. Esto ya ha supuesto grandes avances en medicina y biología a lo largo de los 30 años que se lleva investigando en este campo, pero se espera que en el futuro tengan un impacto aún mayor en la vida cotidiana.

Algunas aplicaciones presentes y futuras

Las aplicaciones que se ven a esta ciencia son incontables, desde fármacos capaces de trabajar a nivel atómico dentro del cuerpo hasta la generación de fuentes de energía renovable o construcciones de edificios con micro robots. Todo esto, que hoy parece una película de ciencia ficción, no lo ven los investigadores tan lejos gracias a la nanotecnología.

Ya se está trabajando para poder atacar el cáncer a nivel atómico, de tal forma que no haya que dañar a las células sanas para su curación, como ocurre en la actualidad, o dispositivos nanométricos que, incluidos en la ropa puedan detectar cambios del cuerpo, como la temperatura, para que las características del tejido se puedan adaptar a las condiciones climáticas en cada momento.

De hecho, aunque no mucha gente es consciente, la ciencia de la nonotecnología se aplica hoy en día en la vida cotidiana. Es el caso de los discos duros de los ordenadores, por ejemplo, donde la nonotecnología a permitido aumentar la capacidad de almacenamiento de datos, o los sistemas de iluminación de los estadios deportivos de Estados Unidos, donde se utilizan los llamados nanotubos.

Foto: marko04 – Fotolia
Similar Posts: