¿Qué es la vacuna terapéutica de VIH?

Científicos españoles han desarrollado una vacuna terapéutica contra el VIH/sida. Ya ha sido probada en pacientes y sus resultados suponen la mejor respuesta virológica que se haya conseguido, en los años de investigación. La vacuna es una paso de gigante en la búsqueda de la cura funcional del sida.

La vacuna terapéutica contra el VIH/sida

Un equipo de investigación, formado por científicos del Hospital Clínic de Barcelona y del IDIBAPS (Institud D’Investigacions Biomèdiques August Pi i Sunyer), ha desarrollado y puesto a prueba una vacuna terapéutica contra el VIH/sida. Los resultados han permitido controlar de manera efectiva el virus, en los pacientes infectados, durante un año. Esto supone la respuesta virológica más eficiente que se ha obtenido, en todos los años de investigación del síndrome. La vacuna es capaz de reducir la carga viral del paciente en un 90%. Este importante avance supone un salto en el camino que separa a los científicos del control total de la enfermedad. Un reto que debe lograrse ya que supondría no depender de tratamientos antirretrovirales de por vida.

Dónde radica el éxito de la vacuna

La excelente respuesta virológica de la vacuna terapéutica para el VIH, creada por los investigadores españoles, se basa en el uso de células dendríticas (abreviadas como CD’s) del VIH autólogo (extraídas del virus del propio paciente), que han sido inactivadas mediante el uso de calor. Esto hace que se rompa la cadena de infección por VIH que se desarrolla normalmente en un cuerpo afectado.

Las CD’s son las encargadas de comerse –fagocitar– a los microorganismos invasores de un cuerpo y fragmentarlos. Con algunos de estos fragmentos presentes en la propia membrana, las CD’s se dirigen a los ganglios linfáticos, donde se adhieren a los linfocitos CD4+ (un tipo especial, dentro de los glóbulos blancos, encargado de la respuesta inmune). Al descubrir los fragmentos de los microorganismos invasores, los CD4+ intentan iniciar su respuesta inmune. Sin embargo, dichos fragmentos pueden infectar a las CD4+ y destruirlas, evitando la respuesta inmune del cuerpo. Que la vacuna contenga CD’s pulsadas con VIH autólogo, que además está inactivado con calor, impide la infección de las CD4+, permitiendo la transmisión adecuada del mensaje de alerta.

Imagen de Marin ConicSimilar Posts: